martes, 22 de marzo de 2016

Mapas y mapas


El mapa como punto de partida, motivo, excusa o reflexión. La visión que el artista tiene del mundo, de su propio mundo, de sus relaciones con él. La base para narrar historias en el espacio. Lo personal y nuestra posición enfrentada a lo que nos rodea. Símbolos y lenguajes que se acercan al paisaje. Recuerdos. Metáforas visuales.
En los años 60 y 70 del siglo pasado muchos artistas norteamericanos y europeos comenzaron a usar los mapas en sus creaciones o a inspirarse en ellos: Alighiero Boetti, Marcel Broodthaers, Nancy Graves, Robert Smithson, Agnes Denes, Jasper Johns,... (haz clic en los términos en rojo para enlaces).


Arriba, la obra de Nancy Graves titulada "Región Fra Mauro de la Luna" (1972), perteneciente a la serie Litografías basadas en mapas geológicos del programa Lunar Orbiter y los sitios de alunizaje del Apolo. Abajo, fragmento del mapa geológico de la cara próxima de la Luna, centrado en la región Fra Mauro (1971, NASA y USAF Aeronautical Chart and Information Center, a escala original 1:5.000.000)



Arriba, "Map" (1961), de Jasper Johns. Las dos imágenes de abajo son fragmentos, extraídos con distinto nivel de detalle, del mapa geológico de Norte América (escala 1:5.000.000), editado por la Sociedad Geológica de América en 2004

Una de las características más llamativas de los mapas geológicos son sus colores: cada uno de ellos representa una diferente unidad geológica (un tipo de roca o conjunto de rocas de un determinado rango de edad). Las unidades geológicas se definen y nombran de acuerdo a las investigaciones, muchas de ellas directamente realizadas sobre el terreno, de las rocas y su edad. Con posteriores reconocimientos y datos adicionales, se pueden llegar a delimitar nuevas unidades geológicas y diferentes interpretaciones, lo que constituye la base para un mejor conocimiento de la geología de un área determinada y, en definitiva, para el progreso científico. Por ello, los mapas geológicos reflejan el conocimiento del equipo que los ha realizado en el momento en que se acometen. Además de los colores, los mapas geológicos incorporan líneas y diferentes signos convencionales propios, una leyenda cronoestratigráfica (que ordena en el tiempo las unidades geológicas cartografiadas) y, a menudo, cortes geológicos y otros esquemas. 




Fragmentos de mapas geológicos. De arriba abajo, editado por Instituto Geológico y Minero de España (2011), Istituto Nazionale de Geofisica e Volcanologia (2011), British Geological Survey (2008) y California Geological Survey (2002). La escala original de los mapas es 1:50.000 en todos ellos, salvo en el último (1:100.000) 

Por otra parte, los mapas geológicos reúnen varias características que los hacen singulares. En primer lugar, constituyen un lenguaje formal, con reglas específicas, lo que permite el entendimiento de la geología mostrada en el mapa, independientemente del idioma o de la cultura de quienes lo hayan realizado o de quienes lo analicen. En segundo lugar, son mapas que integran cuatro dimensiones: a las dos propias de todo mapa, se añaden la profundidad (un buen mapa geológico, a escala mediana o de semidetalle, debe permitir conocer la disposición de las unidades geológicas por debajo de la superficie del terreno) y la dimensión temporal (ya que las unidades cartografiadas se ordenan en sucesión cronológica). Y, finalmente, destacan con frecuencia por su belleza plástica, aunque este aspecto no forme parte ni de su objetivo ni de sus peculiaridades intrínsecas. Porque un mapa, a pesar de su valor estético o decorativo, no es una obra de creación artística, aunque a veces lo parezca. De hecho, cada vez más artistas que trabajan con mapas en su obra, o los usan como referente, se conectan con científicos y técnicos para abordar nuevas perspectivas en sus creaciones: un buen ejemplo de ello es la Comisión de Arte y Cartografía, de la Asociación Cartográfica Internacional (ICA). 

Obras de cuatro, de los muchos artistas que se dedican actualmente a los mapas, aparecen aquí abajo: Paula Scher, Mychael Barratt, Rebecca Riley y Gareth Wood (alias Fuller).




De arriba a abajo: Tsunami, de Paula Scher; A London Map of Days, de Mychael Barratt;  Randomland, de Rebecca Riley; London, de Gareth Wood (alias Fuller)        

Matthew Cusick, norteamericano nacido en 1970, realiza extraordinarios collages, con los que crea retratos y paisajes de una gran fuerza expresiva. En el que aparece aquí abajo, realizado con mapas incrustados en un panel, utiliza un mapa geológico de la Luna (quizá habría que llamarlo mapa selenológico), como se observa en su mitad derecha. Que es, por cierto, el mismo mapa en el que se basó Nancy Graves (ver las dos primeras imágenes de esta entrada). Tal vez se anime más adelante a incorporar algún mapa geológico (terrestre) a sus nuevas obras.

Blue Horse (2011), de Matthew Cusick  

Acabo con dos sentencias. Esta es de Jasper Johns: "El arte es mucho menos importante que la vida, pero qué pobre vida sin él". Y esta otra, atribuida a un geólogo del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), Avery Ala Drake, Jr.: "En cuanto publicas tu mapa geológico, se queda anticuado".


ARTE y GEOLOGÍA también en Facebook 


9 comentarios:

  1. Qué interesante Joaquin!!!!
    Este tema de la cartografía me toca especialmente, ya sabes ;)

    Estaré pendiente del blog, porque tiene una pintaza.

    Un beso enorme,

    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María.
      Sí, el tema de los mapas es apasionante (tanto para artistas como tú como para científicos y técnicos). Y los mapas geológicos son, desde luego, muy especiales.

      Eliminar
  2. Parabéns pelo seu blog, muito interessante. Serei mais uma seguidora atenta, do Porto, Portugal. Obrigada! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muito obrigado, Isabel.
      Espero que te sigan interesando las siguientes entradas del blog. Hasta pronto.

      Eliminar
  3. Juan Carlos Vico Sánchez16 de abril de 2016, 5:36

    Sólo un genio puede hacer poesía de esa rama de la ciencia que es la Geología. Gracias por regalarnos con estos magníficos textos. Larga vida a Arte y Geología

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juan Carlos. Me alegra un montón que te haya gustado.

      Eliminar
  4. Me ha resultado revelador, observando tu publicación, ver que ambos, artistas y geologos que trabajan con mapas compartís la misma pasion por el detalle minucioso, la aplicación de un sistema que ordena y da sentido a los datos que se ofrecen y una interpretación casi poética de los mismos. Universos faacinantes

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar